Cirugía fetal del mielomeningocele

Dr. CG García Fontecha
Actualizado diciembre 2008

 

La cirugía fetal del mielomeningocele consiste en la reparación de la malformación dentro del útero, cerrando el defecto vertebral para proteger las estructuras nerviosas e impedir su deterioro.

Se han realizado intervenciones quirúrgicas mediante técnicas fetoscópicas en numerosas patologías del feto, introduciendo unos finos tubos en el interior del útero a través de la pared abdominal que permiten ver el feto y operarlo. Sin embargo, la reparación de la espina bífida mediante estas técnicas es sumamente difícil y con riesgo de graves complicaciones. En el grupo de investigación sobre cirugía fetal y malformaciones congénitas del Instituto de Investigación de Vall d'Hebron estamos trabajando en el desarrollo de estas técnicas para adaptarlas a la cirugía del mielomeningocele a través de un proyecto financiado por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

La cirugía abierta consiste en abordar el feto abriendo el abdomen y el útero de la madre. Mediante este procedimiento podemos reparar la malformación directamente y después cerrar nuevamente el útero y la pared abdominal de la madre para que progrese la gestación. Hoy día es la técnica quirúrgica que se utiliza para la reparación del mielomeningocele.

Cuanto más avanzado está el embarazo, más lesión neurológica suele presentar el feto y menor beneficio obtiene de la cirugía. Por ello, el momento recomendado para la operación es antes de la semana 24 ó 25 de la gestación.

La cirugía suele durar unas 2 horas y durante todo el tiempo el feto está monitorizado para poder identificar cualquier signo de sufrimiento que obligue a detener la cirugía. Después de la operación, la madre ha de realizar reposo y tomar medicación para evitar un parto prematuro.

 



Reparación abierta de un mielomeningocele.

 

Podemos observar el útero abierto y la espalda del feto donde se está realizando la reparación de la malformación.

En todo momento se estudia el latido cardíaco mediante ecografía continua. 

AVISO:
Los contenidos de esta página son información general sobre patología ortopédica pediátrica. Esta información no puede considerarse diagnósticos ni tratamientos, por lo que nunca debe suplir la relación médico-paciente y en ningún caso sustituye a la opinión ni prescripción médica resultado de visitas o de pruebas diagnósticas, entre otros. El titular del sitio web no garantiza que la información mostrada esté libre de errores, a pesar de los esfuerzos para velar por su veracidad y actualización. Recomendamos siempre la consulta con el especialista y no nos hacemos responsables de malinterpretaciones del contenido de esta página.